CALIENTA TU MUSCULATURA RESPIRATORIA Y MEJORARÁS TUS MARCAS CORRIENDO

Está científicamente comprobado que entrenar los músculos inspiratorios (IMT) genera un efecto ergogénico (Shei 2018 ) para el rendimiento en deportes de resistencia aeróbica. Aparte de los beneficios que el entrenamiento base IMT aporta, el calentamiento previo a esfuerzo también genera beneficios funcionales notorios.        

Un reciente estudio (Barnes 2019) ha investigado los efectos que tiene realizar un calentamiento ventilatorio específico (inspiratory muscle warm up) de cara al rendimiento en prueba de carrera de 3.200m.
Con tal fin, se completaron 2 pruebas de 3.2k en días separados con 17 competidores de nivel regional y nacional.

Además del calentamiento usual, los atletas realizaron un calentamiento (condición IMW) respiratorio específico con intensidad del 50% presión inspiratoria máxima (MIP); y el otro calentamiento (condición CON) con una carga inefectiva (3cmH2O). 

Pre-post calentamiento se tomaron medidas de variables de preparación de carrera, fuerza muscular inspiratoria, flujo, potencia y volumen ventilatorio.

También se recogieron en cada prueba valores de frecuencia cardiaca, esfuerzo percibido y disnea, y gases espirados.

RESULTADOS OBTENIDOS    

Tras el calentamiento inspiratorio específico IMW, la prueba 3.2k fue 20.4 segundos más rápida (2.8% ± 1.5%); además se percibió un efecto positivo en la disnea y en la preparación de carrera.

            Según estos resultados, los autores del estudio concluyen que:

 “el calentamiento muscular inspiratorio mejora el rendimiento en 3.200m debido a la mejora en las características de la función muscular inspiratoria y a la reducción de disnea”.

Los test y calentamientos practicados por los atletas de este estudio fueron realizados con el entrenador electrónico de musculatura inspiratoria POWERbreathe KH5.