Entrenamiento de la Musculatura Respiratoria posterior a ictus

El Entrenamiento de la Musculatura Respiratoria a alta intensidad en sujetos que han padecido un ictus es beneficioso al aumentar la fuerza y la resistencia de la musculatura respiratoria y reducir la disnea.

Estudio que buscó objetivar el efecto del entrenamiento de la musculatura respiratoria sobre la fuerza, la resistencia, la disnea, y las complicaciones respiratorias así como la capacidad de caminar.



Entrenamiento aplicado

Sobre una muestra de 38 pacientes que habían padecido un ictus y que presentaban debilidad de la musculatura respiratoria plantearon una intervención a doble ciego con un plan de entrenamiento consistente en:

-40 min de entrenamiento diario (2 series  x 20 min), 7 dias a la semana durante 8 semanas

-cada serie consistió en secuencias de 4 min de ejercicio con 1 min de descanso.

-la carga aplicada fue de 50% de PIM y PEM en el grupo de estudio  y sin carga añadida en el grupo control.

Resultados

Los resultados mostraron aumento significativo de fuerza inspiratoria y espiratoria, así como de la resistencia y reducción del grado de disnea percibido en el grupo de estudio. Estos beneficios se mantuvieron un mes después de la intervención.

No hubo diferencias significativas entre grupos, ni en la capacidad para caminar (6MWT), ni en las complicaciones acaecidas.

Conclusión

Los autores concluyen que el entrenamiento intenso de los músculos respiratorios fue efectivo en la mejora de la fuerza y la resistencia de los músculos respiratorios, disminuyendo la disnea en pacientes tras haber sufrido un ictus cerebral. Estos efectos fueron mayores que los observados en estudios previos con protocolos de carga de menor intensidad.

Parreiras de Menezes y col, 2018. High-intensity respiratory muscle training improves strength and dyspnea after stroke: a double-blind randomized trial. Arch Phys Med Rehabil 11-oct; doi: 10.1016/j.apmr.2018.09.115)