Efectos del Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria en pacientes con Insuficiencia Cardíaca

26-09-2011
Con el fin de investigar los efectos del entrenamiento de la musculatura inspiratoria en la capacidad funcional, equilibrio, fuerza muscular respiratoria y periférica, función pulmonar, disnea, fatiga, depresión y calidad de vida en pacientes con Insuficiencia Cardíaca, Bosnak-Guclu y col han realizado un estudio en el que han participado 30 pacientes con Insuficiencia Cardíaca (NYHA II-III, LVEF<40%) que han sido distribuidos de forma aleatoria en dos grupos:

  1. Grupo IMT (Inspiratory Muscle Training) formado por 16 pacientes que realizaban un entrenamiento de la musculatura inspiratoria a una intensidad del 40% de su Presión Inspiratoria Máxima (MIP).

  2. Grupo control formado por 14 pacientes que realizaban un entrenamiento de la musculatura inspiratoria a una intensidad del 15% de su Presión Inspiratoria Máxima (MIP).

 

  A los componentes de los 2 grupos se les realizaron diferentes Test antes y después del estudio con el fin de ver su evolución como consecuencia del entrenamiento inspiratorio. La batería de Test incluía: Test de función pulmonar basado en espirometría, Fuerza de la Musculatura Inspiratoria, Fuerza de la Musculatura Periférica, Capacidad Funcional mediante el Test de los 6 minutos andando, Equilibrio, Fatiga, Depresión y Calidad de Vida.

  Durante 6 semanas los participantes en el estudio realizaban 30 minutos de entrenamiento de la musculatura inspiratoria diariamente utilizando para ello un aparato denominado de Umbral (Threshold), a las intensidades apuntadas anteriormente en función del grupo.

  Hay que significar que el grupo denominado control también realizaba un entrenamiento de la musculatura inspiratoria aunque fuera a menos intensidad (15% de la Presión Inspiratoria Máxima), lo que también puede traer consigo una mejoría de diferentes resultados, y que 2 personas del grupo IMT (grupo entrenamiento) trabajaron a menor intensidad (30%-35%) de la planteada (40%), dado que el aparato utilizado para el estudio no podía superar los 42 cm de H2O de resistencia a la inspiración.

  Entre los resultados, cabe destacar que el estudio ha demostrado que la realización de un Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria durante 6 semanas, mejora la Capacidad Funcional (en el Test de 6 minutos los pacientes pasan de 418 metros a 478 metros tras el entrenamiento), la Fuerza Muscular Respiratoria (la Presión Inspiratoria Máxima pasa de 62 cmH2O a 97 cmH2O) y Periférica (la Fuerza del Cuadriceps Femoral aumenta de 240 N a 301 N) y el Equilibrio Funcional; igualmente el entrenamiento inspiratorio alivia la Disnea y disminuye la Depresión en pacientes que sufren Insuficiencia Cardíaca.

 

  Los autores concluyen que el Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria debiera ser incluido de forma efectiva en los programas de rehabilitación pulmonar.