¿Podemos reducir los riesgos relacionados con el COVID-19?

Presentación de un modelo para la reducción de riesgos en relación a la patología COVID-19

En una situación de pandemia mundial es clave detectar la población más susceptible de padecer la enfermedad y sus complicaciones. En el caso de la COVID-19, una salud deficiente implica mayor riesgo de complicaciones respiratorias

Los pacientes con peor salud de base, obesidad y disnea principalmente son más tendentes a presentar deterioro de la función de la musculatura respiratoria y peores resultados en caso de ingreso en UCI y de requerimiento de ventilación mecánica

Esta relación indica que el estado de la musculatura respiratoria puede influenciar en los resultados posteriores a la enfermedad en pacientes con peor salud basal. Por lo que una intervención que detecte la población de riesgo junto con un plan de intervención que tenga como objetivo la mejora del rendimiento de la musculatura respiratoria podría reducir las consecuencias relacionadas con la contracción de la COVID-19

Para minimizar las consecuencias de la enfermedad Richard Severin y col. presentan el siguiente modelo teórico de manejo del paciente covid

Modelo que incluye 4 apartados:

1) Identificación de los pacientes con mayor riesgo de presentar un deterioro del rendimiento de la musculatura respiratoria (MR)

2) Medición del rendimiento de la musculatura respiratoria para determinar el deterioro del rendimiento de esta. Los tests propuestos son:

- presión inspiratoria máxima estática (PIMax)
- prueba de resistencia respiratoria incremental (TIRE)

3)Vías terapéuticas: iniciar protocolo de entrenamiento de la musculatura respiratoria (RMT) en pacientes que presenten disminución del rendimiento de la musculatura respiratoria y monitoreo subsiguiente.

- seguimiento de los pacientes durante 4 semanas en clínica
- seguimiento vía telemedicina o aplicaciones móviles
- los pacientes previamente inscritos iniciarían un protocolo urgente de RMT al comienzo de un brote

4) Beneficio clínico

- Disminución de ingresos en UCI 
- Disminución de necesidades de ventilación mecánica
- Mejora de los resultados clínicos consecuencia del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) relacionado con COVID

Severin y col, 2020. Respiratory Muscle Performance Screening for Infectious Disease Management Following COVID-19: A Highly Pressurized Situation. The American Journal of Medicine (2020) 133:1025−1032   doi.org/10.1016/j.amjmed.2020.04.003