¿Puede el Entrenamiento de la Musculatura Respiratoria bajar la hipertensión arterial? Revisión sistemática

El entrenamiento de la musculatura respiratoria bajo carga mejora la presión arterial sistólica y diastólica en las personas con hipertensión arterial
Existen estudios publicados previamente indicando que el entrenamiento de la fuerza de la musculatura respiratoria (RMT) tiene efectos beneficiosos para la salud.

El reciente artículo de revisión del que nos hacemos eco evalúa los efectos del RMT sobre la tensión arterial en sujetos que padecen hipertensión.

Los autores del estudio se plantearon realizar una revisión de los estudios aleatorios controlados existentes en relación a la hipertensión y el entrenamiento respiratorio, para lo cual realizan una búsqueda en las bases de datos habituales.

Diseño del Estudio

Los criterios de inclusión fueron que los estudios fuesen aleatorios controlados, sobre sujetos que presentasen hipertensión arterial y ausencia de otras patologías asociadas.

La búsqueda reflejó un total de ocho estudios seleccionados, que incluyeron 270 participantes comprendidos entre los 18 y 85 años. La puntuación media de la calidad metodológica de los estudios indicó un valor de 6.25 en la escala PEDro lo que es considerado de alto valor metodológico.

El metaanálisis mostró reducción en la presión sistólica y diastólica cuando los participantes se ejercitaron con carga de entrenamiento respiratorio.

Cuando el entrenamiento respiratorio fue realizado sin carga los pacientes mostraron mejoría en la presión sistólica pero no en la diastólica.

Conclusión

Los autores concluyen que el entrenamiento respiratorio tiene un efecto positivo sobre la presión arterial en pacientes hipertensos. Sin embargo, la mejoría sobre la presión diastólica solo se produce al realizar entrenamiento respiratorio bajo carga.

da Silva y col, 2021. Can respiratory muscle training change the blood pressure levels in hypertension? A systematic review with meta-analysis. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports. Feb. DOI: 10.1111/sms.13943.