El Entrenamiento de la Musculatura
Inspiratoria ayuda a mejorar el rendimiento
en una prueba de carrera de 5 km

22-03-2011
 El entrenamiento de la musculatura inspiratoria junto con el entrenamiento cardiovascular, mejoran la percepción de esfuerzo y el rendimiento en una carrera de 5 km, en comparación con el entrenamiento cardiovascular exclusivamente, según un estudio publicado por Edwards y col en el British Journal of Sports Medicine
 Edwards y colaboradores publican en el British Journal of Sports Medicine los resultados de un estudio titulado Concurrent inspiratory muscle and cardiovascular training differentially improves both perceptions of effort and 5000 m running performance compared with cardiovascular training alone en el que han comparado los resultados de un programa en el que combinaban el entrenamiento de la musculatura inspiratoria junto con el entrenamiento cardiovascular, con otro programa en el que realizaban exclusivamente un entrenamiento cardiovascular.

 En dicho estudio han participado 16 hombres no entrenados que de forma aleatoria se han dividido en:

  ::Un grupo (TRA; n=8) que ha combinado el entrenamiento de la musculatura inspiratoria utilizando un aparato específico (POWERbreathe) y el entrenamiento cardiovascular.

  ::Un segundo grupo (PLA; n=8) que ha realizado el mismo entrenamiento cardiovascular que el otro grupo, mientras que el entrenamiento de la musculatura inspiratoria utilizando el mismo aparato lo han realizado sin carga.

  Se han realizado diferentes pruebas (espirometría, presión inspiratoria máxima, potencia máxima aeróbica y rendimiento en 5000 metros) antes y después de realizar el programa de entrenamiento.

  Entre los resultados, cabe destacar que tras 4 semanas de entrenamiento el grupo TRA (Training), comparado con el grupo PLA (Placebo) presenta una disminución de la percepción de esfuerzo y una mejora del rendimiento en 5000 metros (mejora del 4,3% en el grupo TRA, frente al 2,2% de mejora en el grupo PLA).

  Como conclusión, la adición del entrenamiento de la musculatura inspiratoria al entrenamiento cardiovascular aumenta el rendimiento de carrera en 5 kms, no teniendo influencia en la Potencia Aeróbica Máxima, en relación a un grupo que realice sólo un entrenamiento cardiovascular. Ello es debido probablemente a la disminución del esfuerzo percibido a altas tasas ventilatorias que trae consigo el entrenamiento inspiratorio, lo que conlleva más efectos en pruebas contrareloj de más larga duración que los tests incrementales de consumo máximo de oxígeno.