El Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria en Pacientes afectos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Cronica), mejora la Disnea y la Calidad de Vida

18-04-2011
En una revisión de diferentes estudios publicados sobre el Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria y realizado por Shoemaker y col., los autores concluyen que la mejora clínica derivada de la mejora de la fuerza y resistencia de la musculatura respiratoria resultante del Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria, da lugar a incrementos en el Test de Distancia Andando, mejora en los ratios de Calidad de Vida y disminución de la sensación de Disnea.
El entrenamiento de la musculatura inspiratoria en pacientes respiratorios y más concretamente en pacientes afectos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), está teniendo un desarrollo cada vez mayor debido a:

  :: La Alta Incidencia de los problemas respiratorios en la población general y sobre todo en los países desarrollados (en relación entre otros, al incremento de la expectativa de vida, al consumo de tabaco, al aumento del sedentarismo y a la polución del aire).  

  :: La Inexistencia de Efectos Secundarios, al menos serios y significativos con este tipo de terapia, dado que el tratamiento se basa en el entrenamiento y no en la toma de medicación.

  :: La Mejora de la Calidad de Vida y Disminución de la Disnea que trae consigo la realización del entrenamiento respiratorio en este tipo de personas.


En relación al último punto, el de los resultados que trae consigo el entrenamiento de la musculatura inspiratoria (apartado en el que se incluye el entrenamiento con el POWERbreathe), nos hacemos eco de una revisión que sobre los diferentes estudios científicos relacionados con este tipo de entrenamiento han realizado Shoemaker y col y que con el título: Inspiratory Muscle Training in Patients with Chronic Obstructive Pulmonary Disease: The State of the Evidence ha sido publicado en el Cardiopulmonary Physical Therapy Journal el pasado mes de Septiembre.

Tras la revisión realizada de los diferentes estudios publicados, Shoemaker y col llegan a la Conclusión de que el Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria trae consigo un Aumento de la Fuerza y Resistencia de los Músculos Inspiratorios, lo que trae consigo mejoras significativas en la Disnea, en el Test de Distancia Andando y en la Calidad de Vida de los enfermos respiratorios.