EL ENTRENAMIENTO DE LA MUSCULATURA INSPIRATORIA (EMI) MEJORA LA EXPANSIÓN DE LA CAJA TORÁCICA Y LA FUERZA INSPIRATORIA
Artículo que muestra la eficacia del EMI aun a bajos niveles de resistencia (40%) en el aumento de la fuerza inspiratoria y la expansión de la caja torácica.


    La expansión de la caja torácica es un objetivo buscado comúnmente mediante diferentes técnicas de fisioterapia dirigidas a mejorar la función pulmonar en pacientes respiratorios. Dichas técnicas son maniobras de ejercitación de la respiración, ejercicios de expansión de la caja torácica o el uso de distintos aparatos incentivadores de la respiración.

    Este artículo en el que se basa la noticia midió la evaluación del perímetro de la caja torácica y la fuerza muscular tras la aplicación de un programa de entrenamiento de la musculatura inspiratoria.



    Plan de entrenamiento

    El estudio fue realizado sobre un grupo de 8 mujeres con debilidad de la musculatura inspiratoria a quienes se aplicó un entrenamiento que fue realizado a un 40 % de la fuerza inspiratoria máxima.

    El plan de entrenamientos consistió la realización de 3 series diarias de 10 repeticiones, a razón de cinco días semanales durante 8 semanas.

    Resultados

    Los resultados muestran que la presión inspiratoria máxima (PIMax) aumenta sostenida y progresivamente durante las 8 semanas del entrenamiento. Al final del periodo de entrenamiento la PIMax era mayor que la inicio.

    La expansión de la caja torácica y el movimiento diafragmático también mostraron aumento al final del estudio.

    Conclusiones

    La ejercitación de la musculatura inspiratoria aún a bajos niveles de resistencia es efectiva en el fortalecimiento dela musculatura inspiratoria. Por lo que estaría indicado el EMI en personas con debilidad muscular.


    Articulo basado en el estudio “An Eight-Week of Inspiratory Muscle Training Program Improved Chest Expansion in Subjects with Inspiratory Muscle Weakness: A preliminary study” de  Orachorn Boonla  y otros.