Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria en UCI

El Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria (EMI) ayuda a reducir los tiempos de ingreso en UCI y las infecciones respiratorias.

    El estar encamado y especialmente  ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) es un factor debilitante de la musculatura general, puesto que el cuerpo economiza recursos y rápidamente desecha volumen muscular que le cuesta mantener y no es solicitado.

    Por esto el enfermo pierde masa, tono y fuerza muscular. El diafragma es un musculo que se debilita rápidamente al estar en UCI, cuando el paciente recibe ventilación mecánica. Los pulmones reciben el aire impelido por el ventilador mecánico, hecho que habitualmente realiza el diafragma al generar la presión negativa intratorácica.

     En este caso el diafragma pasa de estar activo continuamente a no ser solicitado apenas, con la consiguiente pérdida de fuerza y de capacidad funcional del diafragma y de la musculatura accesoria.
    Esto es un factor limitante, hándicap para la recuperación y crea un campo que facilita las infecciones respiratorias. Para lo cual la fisioterapia y el Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria (EMI) son claves al minimizar las consecuencias del estar encamado y con ventilación asistida.

     El protocolo EMI que se suele aplicar en la UCI, consiste en la realización de 4-5 series diarias de 6-8 respiraciones cada una, con una resistencia entre 30-40% de la fuerza máxima (PIM).

     El POWERbreathe KH2 es un aparato ideal, específicamente diseñado para su uso hospitalario. En UCI, con traqueostomizados, se retira el ventilador y se coloca el KH2 en la traquea con una boquilla.

     El feedback que se muestra en pantalla mediante el software Breathelink optimiza los resultados de los  ejercicios realizados y con este podemos registrar y hacer el seguimiento de cada sesion.