Esquí de Fondo y Mejora de Rendimiento con POWERbreathe

Se acaba de publicar un nuevo estudio que comprueba la eficacia del IMT en esquiadores de fondo de élite polacos; “Effect of high- and low-resistance inspiratory muscle training on physiological response to exercise in cross-country skiers”; (Klusiewicz y col., 2018).

Volvemos a encontrar otra investigación que comprueba el efecto ergogénico de realizar 2 veces por día, 30 inspiraciones contra resistencia para mejorar el sistema respiratorio, reflejando resultados positivos en tan solo 7 semanas.

Parece que el planteamiento de si el IMT y POWERbreathe pueden ofrecer una ayuda extra, incluso en atletas de élite, queda respondida por los abundantes resultados positivos en este sentido que se pueden comprobar en la diversa bibliografía científica al respecto (noticias POWERbreathe y Rendimiento).

El estudio en mención planteó 2 grupos de intervención IMT, Endurance RMT con una carga constante suficientemente baja para ser mínimamente efectiva (~36%MIP), y Power RMT con enfoque tradicional de entrenamiento IMT de incremento gradual de carga para poder realizar 30 inspiraciones.

El rango de carga recomendada para obtener los mejores beneficios del entrenamiento IMT es de 50-60/80%MIP; por otra parte, algunos estudios usan cargas del 15%MIP como carga ineficaz para grupos de control y se considera que 30%MIP es la carga mínima para obtener resultados positivos en este tipo de entrenamiento.

Aunque desde POWERbreathe España recomendamos trabajar IMT con cargas 50-60/80%MIP para obtener los mejores resultados posibles, es interesante conocer los efectos de estos 2 tipos de planteamiento IMT diferentes.

Al parecer, ambos programas IMT lograron mejorar índices de ejercicio y espirometría en similar magnitud. Según comentan los autores, con un periodo de entrenamiento mayor las diferencias podrían aumentar a favor del grupo con mayor intensidad de carga incremental.

Se tomaron valores pre-post periodo IMT, de máxima presión inspiratoria (MIP), pico de flujo inspiratorio (PIF), e índices de trabajo con prueba de esfuerzo incremental hasta el agotamiento en ergómetro de esquí.
La consecuencia de las intervenciones infirió un significativo incremento (en los 2 grupos) en presión inspiratoria máxima (MIP), pico de flujo inspiratorio (PIF), y mejora de la capacidad de trabajo en ejercicio (tiempo del test, rendimiento del trabajo y pico de potencia). Efectos considerables teniendo en cuenta el perfil de atletas de elite y del corto periodo de entrenamiento.